{{:: 'cloud_flare_always_on_short_message' | i18n }}
Check @genius for updates. We'll have things fixed soon.

Once Tiros

About Once Tiros

En un día de 1997, 3 amigos (Pablo Silvera, Martín Maristán y Juan Lerena) en la zona de Punta Carretas – Montevideo, mas específicamente la calle PARVADOMUS; decidieron formar una banda. Al ser solamente 3 personas, formaron un trío en el cual Pablo tocaba la guitarra y cantaba, Juan tocaría el bajo y Martin la batería. Apenas formados y con un puñado de canciones, surgió el nombre de la banda 11 Tiros, la cual fue una idea de Juan (el bajista) quien había escuchado esa combinación de palabras en algún lado y le gustó para ser el nombre de la banda; el resto de los integrantes no dudaron y le pusieron el sello de ONCE TIROS a la música que de ahí en más iban a hacer.
Poco a poco la banda fue creciendo en lo musical y también en sus necesidades de tener mas músicos en la formación. Las influencias musicales de la banda iban desde bandas de Punk Español como La Polla Records y Skape, entre otras bandas. Estas influencias claramente marcaban el sonido que la banda estaba buscando; sin dudas querian fusionar un gran número de estilos musicales pero con una base en el ska-punk-reggae.
Ahí comenzó la busqueda de un nuevo guitarrista para ampliar el espectro musical de la banda; el candidato apareció en el lugar de estudio de algunos de los miembros de la banda El Liceo Zorrilla. El nuevo guitarrista, llamado Santiago Bolognini era por ese entonces el músico mas experiente de la nueva banda; había estudiado una gran variedad de instrumentos y además gustaba de hacerle sus arreglos a la nueva musica de ONCE TIROS.
El próximo paso fue encontrar un cantante, ya que las composiciones de la banda le hacían dificil el rol de cantar y tocar a Pablo. Un amigo del barrio y de la banda Manuel “El Mapache” se ofrecio para cantar, y asi fue. ONCE TIROS ya era un quinteto y comenzaban a tocar en varios lugares, desde cumpleaños de amigos hasta bares en los cuales solamente habían un par de borrachos; esto se daba tambien porque tanto algunos de los integrantes de la banda como también los amigos y seguidores eran menores de edad por lo que no podian entrar a varios de los lugares donde tocaba la banda.
ONCE TIROS con su contagiosa y fiestera mezcla de SKA-PUNK-REGGAE comenzó a obtener una reputación como también un gran grupo de seguidores en la zona de Punta Carretas. Con el viento en la camiseta, la banda se mete en un concurso de bandas juveniles donde muestra su estilo fiestero y caótico; sin embargo la banda llega al segundo lugar, algunos argumentaron que esto se dio debido a la mala actitud del cantante “El Mapache” (quien era medio loquito) quien comenzo a insultar al jurado y por lo tanto le quitaron puntos a la banda. La banda que ganó el concurso fueron Los Buenos Patanes, su cantante y guitarrista Bruno Andreu quedó sorprendido por el estilo de ONCE TIROS y generaron una amistad entre las bandas.
Debido a ciertas actitudes de “El Mapache” (quien cantaba) el resto de los integrantes de ONCE TIROS deciden dejarlo ir de la banda. En esos momentos, Bruno Andreu (guitarrista de Los Buenos Patanes) es invitado a formar parte de la banda, de ese modo Pablo Silvera quien era el compositor principal de la banda comienza a desempeñarse como el cantante. Con la formacion bien definida con Martin en la bateria, Juan en el bajo, Santiago y Bruno en las guitarras y Pablo en la voz, los ONCE TIROS comienzan su búsqueda de mas instrumentos para darle mas color a la musica de la banda.
La nueva adición a la música de ONCE TIROS fue la percusión, la cual seria ejecutada por Libero Izquierdo y su arsenal de congas, cencerros, pailas y platillos. De ahi en mas la banda comenzó a ensayar en la sala de ensayo EL POWER, donde compusieron y arreglaron la gran mayoria de los temas de su repertorio. Lo único que faltaba para tener el power que se queria era conseguir la cuerda de vientos. El primero en llegar fue Ignacio Pyñeiro quien tocaba el Saxofon. De ahi en mas la banda comenzó a sonar mas parecido a lo que es ONCE TIROS hoy por hoy. Sin embargo, por ciertas diferencias musicales, Bruno, uno de los guitarristas abandona ONCE TIROS. Ante esta situacion, se lo invita a formar parte de la banda a Adrian “Adrito” Nario como guitarrista; este era por ese entonces el dueño de la sala EL POWER por lo que la nueva formacion pudo comenzar a ensayar y a juntarse mucho mas que antes. ONCE TIROS sonaba contundente y para mejor se agrego la pieza que faltaba… la trompeta, el encargado de tocarla fue Lucas Lessa, quien ademas aportaba en la composicion de canciones, lo cual hasta ese momento habia sido funcion casi unica de Pablo Silvera.
Ya habian pasado casi tres años desde que aquellos tres amigos se juntaron y decidieron formar ONCE TIROS, de ahora en mas todo sería posible dependiendo de nosotros. Sin embargo otra baja detendria a la banda por unos momentos. Libero, el percusionista dejaba ONCE TIROS por cuestiones de tiempos.
Ya teniendo la experiencia de varios toques en la gran mayoria de circuitos roqueros de montevideo, se decide grabar un demo con un gran sonidista, Charlie Gringueli (QEPD). El resultado fueron 3 canciones: LACANAO, SALSA ATOMICA y INJUSTICIA DIVINA. Era el verano del 2001 y se empieza a mover el demo en algunas radios. Debido a la necesidad de la percusion, ingresa Tato Bolognini (hermano de Santiago) para reemplazar a Libero. Con la fuerza del Demo, comenzaron a aparecer oportunidades de tocar en otros lugares como Tacuarembo, El Chuy, Rocha y en otros lugares en Montevideo. ONCE TIROS comenzaba a tener una fiel legion de seguidores como tambien un equipo que comenzo a formar parte misma de la banda, entre los cuales encontramos a: Rodrigo “El Chancho” Labella (manager), Freddy “Cata” Parrilla (sonidista), El Super (iluminador), Sebastian Campero (plomo), Yohan Masfasinni (cualquiera). ONCE TIROS estaba listo para el proximo paso.
Debido al interés generado por el Demo como tambien por los toques en vivo, se llego a un acuerdo con un sello disquero para lanzar un disco nuestro al mercado. El disco contaria con la produccion artistica de Sebastian Teysera y Nicolas “El Mandril” Lieutier de La Vela Puerca. Sin embargo, el sello disquero no cumplio su parte del trato, es decir, no queria financiar la grabacion del disco, lo que significaba una piedra en el camino. Este hecho, sumado a que el guitarrista Adrito Nario se iba a vivir a EE.UU. en cuestion de meses, significaba que si se queria grabar el disco habia que hacerlo rapido. Se comenzo a hacer la preproduccion del disco de la mano de Sebastian y Nicolas en la sala El Power. Se reestructuraron varios de los temas y se hizo una pre-seleccion de 14 canciones entre 25 canciones que la banda venia tocando de un tiempo a la fecha. ONCE TIROS era una banda en vivo, por lo tanto debimos adaptar todos los temas para poder ser grabados. Al mismo tiempo del proceso de pre-produccion, se buscaba a algun sello que financiara la grabacion del disco, o por lo menos que financiara la grabacion de las bases, es decir, bateria, bajo y la guitarra de Adrito quien se iba en muy poco tiempo a EE.UU.; lamentableme nunca aparecio un sello interesado. Faltando solamente 2 semanas para la ida del guitarrista, un amigo de Ignacio (saxofon), en un gran gesto, le presto el dinero a la banda para que se pudieran grabar las bases del disco, estas fueron grabadas entre el 10 y el 12 de setiembre del 2001. Mientras todo el mundo estaba preocupado por el atentado a las torres gemelas, la banda estaba concentrada en hacer un buen disco. Ante la ida de Adrito, quien tomo su lugar fue un antiguo amigo de la banda, Bruno Andreu (ex-guitarrista de ONCE TIROS). El resto del disco fue grabado y mezclado por Julio Berta (sonidista) en la casa de Ignacio Pyñeiro, y ahora con el apoyo de Bizarro Records. El disco iba a ser llamado PARVADOMUS (en honor a la calle y zona donde comenzo todo esto); incluia 13 canciones entre las cuales estaban como musicos invitados: Carlos Casacuberta, Sebastian Teysera y Julio Berta entre otros. Luego de ser grabado y mezclado, el material fue masterizado por Mario Breuer en Estudios El Pie, Argentina. Listo el pollo, solo quedaba el arte de tapa y la distribucion. Finalmente en Julio del 2002 PARVADOMUS vio la luz, y en poco tiempo se comenzo a vender bien en las tiendas de musica del Uruguay. De ahi en mas, la banda siguio tacando y componiendo hasta el dia de hoy, se continua con la mentalidad del primer dia, sin embargo OT ha crecido mucho, son una banda compacta y contundente, suenan en las radios y tienen el apoyo de un gran numero de seguidores incondicionales que los siguen a todas partes. “Y que mas…………Y que maaaaaaaaaaaasss……..puedo pediiiiiiiirrrrrrrr?” (fragmento de la cancion “Aventuras y Proezas-Parvadomus”.